Ash Cities

3 comments

The Pipettes - We Are The Pipettes

The Pipettes - We Are The Pipettes

La mente malvada tras este concepto dijo: ah! estamos jugando a lo retro? vamos a jugar en serio, y de eso, surge este trio inglés de chicas llamado The Pipettes, junto a ellas, su banda de soporte: The Cassettes.

The Pippettes es una mezcla de The Supremes con algo de Buddy Holly, rockabilly, surf y mucha diversión.

Es aburrido y cansado tomarse todo tan en serio, y para alejarnos de eso, no hace falta más que ponerle play a este primer LP del trío de bellas chicas.

Todo abre contundente y directo, pegajoso y bailable, "We Are the Pipettes" te patea el trasero y te deja muy en claro quienes son, para continuar "Pull Shapes" es de ese pop clásico de los 50 sencillo y sin pretenciones. "Why Did You Stay" es un surf primitivo y de arreglos precisos de teclado.

"Judy" tiene una armonía vocal hermosa y nunca pierde ese sentimiento que mueve al trabajo entero, la diversión. "A Winter's Sky" representa uno de los momentos más sensibles de este álbum, es ingenua, tierna, suave y luminosa.

Por supuesto "Your Kisses Are Wasted On Me", su exitoso sencillo (lanzado por separado anteriormente) no podía faltar, con su beat de batería que nos recuerda a The Crickets y ese ritmo contagioso; en los puentes nos demuestran que son grandes cantantes. El arreglo de cuerdas en "Tell Me What You Want" demuestra una elegancia enorme, además que nuevamente la armonía vocal es de primera.

"Because It's Not Love (But It's Still A Feeling)" regresa a ese pop original y originario, clásico y poderoso, y después de un momento como ese, sólo podían seguir con un track titulado simplemente "Sex", breve y contundente.

Claro que terminan como deben de terminar, con una pieza movida, directa: "I Love You" conjunta todas las cualidades de la peculiar agrupación... armonías hermosas, melodía pegajosa, arreglos sutiles, una canción llena de luz.

Por supuesto que se trata de un álbum bastante corto, pero es innegablemente divertido, gozoso, bien producido; la producción es totalmente 50s/60s. Soy adicta a este trabajo por su sencillez, elegancia, desfachatez y falta de pretención.


mp3: A Winter's Sky

Página oficial: The Pipettes - official site
My Space: The Pipettes @ My Space
Cómpralo en Amazon.co.uk: We Are The Pipettes

4 comments

Thom Yorke - The Eraser

Thom Yorke - The Eraser

Más cerca de Boards of Canada que del propio Radiohead, este debut como solista del siempre atormentado Thom Yorke llega para quienes no pueden esperar por un nuevo disco de Radiohead.

Me acerqué a este trabajo con reservas, y así fue mejor. Producido por Nigel Godrich, para muchos es "Kid B", y sí, facilmente se puede asociar con "Kid A" y "Amnesiac". Los arreglos son principalmente de sintetizadores y las texturas se acercan al ambient.

Lo que me gustó fue el bajo perfil utilizado para introducir y promocionar este álbum, lo que no me gustó fue la reacción de lo fans de amarlo incluso antes de escucharlo.

"The Eraser" abre con el tema homónimo, una pieza de desesperación y angustia, hermosa si se quiere, mientras "Analyse" es más juguetona, pero la voz de Yorke nunca pierde ese toque de deprecación que le caracteriza.

La disonancia en "Black Swan" la hacen sonar caotica pero precisa, la voz parece más una recitación que un canto. "Atoms for Peace" es pausada, el sintetizador trabaja en dos frecuencias y se ha colocado como la favorita de muchos (la mía es el track 1).

La melodía en "Harrowdown Hill" es más convencional, pero a la vez misteriosa. Para terminar "Cymbal Rush" comienza de un modo robótico para después conducirnos, cortesía de una ambientación bastante nebulosa, a la voz de Yorke que canta como si fuera lo único que le quedara: cantar.

Es un disco bueno, para mi sorpresa, definitivamente los fans que gustaron de los últimos tres trabajos de Radiohead lo van a disfrutar mucho más. Es pop experimental electrónico, no rock, hay que aclarar eso.


mp3: The Eraser

Página oficial: The eraser.
My Space: Thom Yorke @ My Space
Cómpralo en Amazon.com: The Eraser

2 comments

Yndi Halda - Enjoy Eternal Bliss EP

Yndi Halda - Enjoy Eternal Bliss EP


Porque vamos a tener vacaciones otra vez en estas Ciudades de Ceniza, voy una semanita a la tierra de The Arcade Fire y Godspeed You! Black Emperor, trataré de poner un reportito a mitad de semana en mi Live Journal, cuando regrese ya reseñaré el debut de Thom Yorke, lo nuevo de Muse y AFI y otras cositas, mientras un EP del 2005 de una de mi bandas favoritas ultimamente.

Yndi Halda es una banda inglesa que toma su nombre de las palabras en islandés que significan precisamente "Enjoy Eternal Bliss". Son 5 músicos que con 2 guitarras, bajo, batería y violín construyen piezas tan llenas de luz que te dejan ciego.

Y me pregunto cómo fueron capaces de ponerle tal título a un trabajo que emana tanta tristeza.

Tienen muchas influencias: Explosions in the Sky, Godspeed You! Black Emperor, incluso Sweek y Sparrows Swarm and Sing, pero suenan únicos. Su música está basada en la contradicción, como sonreír con los ojos plágados por lágrimas.

Son tan sólo 3 temas instrumentales que rebasan los 11 minutos, 2 de ello sobrepasan los 15 minutos, haciendo de este EP un trabajo bastante largo para desde ya juzgar a la banda. Fue un tiraje de 300 dicos con portadas hechas a mano, pero este año Big Scary Monsters Records re-editará el trabajo que incluirá una canción nueva y será lanzado en Noviembre.

"Disfruta la Dicha Eterna" abre con "Dash and Blast", basada principalmente en el violin, una pieza insiciva, llena de luz y libertad, en donde las guitarras construyen la pared de sonido al únisono dandole un tipo de euforia que yo nunca había escuchado, cuando sientes algo tan fuerte que parece que tu cuerpo no puede soportarlo. Los puentes están reinados por la paz, pero crecen y construyen de nuevo monumentales montañas de hielo.

Sigue "We Flood Empty Lakes", una canción tan perfecta que dificilmente puedo describirla con palabras. Inicia con una bandada de violines pausados y la batería rayando en lo austero, crecen y crecen hasta convertir la canción en algo abrumadoramente hermoso y enorme, para después regresar a la tranquilidad mientras un sampleo de lluvia acompaña los punteos de la guitarra y sin darnos cuenta, los redobles casi militares y las guitarras que se entrelazan ayudan a elevar nuevamente al violín que se yergue como luz. Termina como cuando deseas dejarlo todo, aventarlo, así suentan los últimos acordes de guitarra...

Y finalmente "Illuminate My Heart, My Darling!" comienza de una forma más obscura, más fúnebre pese al título de la propia canción. El primer build-up es casi militar y el puente es nuevamente ese perfeccionamiento de una de las estructuras más frecuentes del post-rock: rapido-lento. Esta canción me hace pensar en una plegaria, sí, una que grite lleno de dolor y gozo "ilumina mi corazón!" porque está siempre reinado por la obscuridad, y pides de rodillas que deje de estarlo.

Son paisajes construidos a base de música, paisajes blancos y polares, con aves volando y el sol colandose de entre los glaciares, en donde la soledad se convierte en la mejor compañía y tratas de acostumbrarte al dolor porque te has dado cuenta que éste nunca se irá, y la tristeza te embarga... pero en ese lugar, observando esas imagenes te sientes tan en paz que puedes morir en ese preciso momento y no arrepentirte de nada.


Descarga el álbum: Enjoy Eternal Bliss EP (gracias a postrockxchange community)

Página oficial: Yndi Halda - the heavens will fall!
My Space: Yndi Halda @ My Space
Cómpralo en... no! espera a que salga a la venta!

1 comments

Delays - You See Colours

Delays - You See Colours

Me dejé llevar por la tira promocional de Noiselab que se encuentra adjunta a este cd, en donde rezaba algo así como "música perfecta para el verano"; esa tarde precisamente buscaba eso, música up beat para mi viaje de vacaciones de verano, algo alejado de la tristeza de mi acostumbrado post-rock.

Se trata de música inofensiva con ese feelin' indie bailable y despreocupado, un cuarteto de niños bonitos que se les agradece que hagan más que prestar sus lindos rostros.

"You and Me" abre como se espera que un álbum de esta agrupación (su segundo LP, me parece) abra, es decir, una melodía pegajosa, de arreglos que rayan en lo sinfónico pero procesados y coros facilmente sing-a-long. "Valentine", el primer sencillo, es más retro y bailable.

En "Too Much in Your Life" demuestran que tambien son grandes hacedores de canciones rock-pop bien construidas, igualmente pegajosas, con esa estructura tan eficaz de rápido-lento. Mientras que "Winter's Memory of Summer" es una pieza pop luminosa y que te hace mover la cabeza al ritmo de su interesante linea de bajo.

"Give Time" es digna de cualquier banda ochentera de new wave, en donde el bajo y la batería son la base de la canción y la fina voz de Greg Gilbert se da vuelo y no suena tan dulce como a lo largo del álbum ha sonado.

El sentimiento rockero regresa con "Out of Nowhere", de nuevo esa vibra new wave e indie que no le hace daño a nadie. Para terminar, "Waste of Space" es una melodía que se basa en un arreglo de piano y una guitarra acustica, terminando todo con gran sensibilidad.

No es el disco del año, no es una obra maestra, es más, es hasta genérico, pero cumple la función para la cual fue adquirido por esta que escribe: pasar un verano agradable; "You See Colours" es eso, 11 canciones fáciles de escuchar y agradables.


Página oficial: The Dalays - Official site
My Space: Delays @ My Space
Cómpralo en Amazon.com: You See Colours

4 comments

Sufjan Stevens - The Avalanche

Sufjan Stevens - The Avalanche

Porque estamos de regreso así como Sufjan lo está!

Lejos de ser un álbum de outtakes de "Illinoise" (que lo es), "The Avalanche" es por si sólo un trabajo sólido y lleno del tradicional Sufjan.

Contiene 3 versiones alternas de "Chicago", destacando su versión acústica, pero también contiene grandes temas que, dentro de la genialidad de "Illinoise", no pudieron colarse al trabajo definitivo pero que aquí están para nuestro deleite.

Es ese Sufjan bombástico de instrumentaciones gigantescas, y también es ese Sufjan íntimo, cálido y básico.

"The Avalanche" se encarga de abrir, una canción totalmente Sufjan, pausada y que crece poco a poco, "Dear Mr. Supercomputer" es divertida y desde ya la podríamos considerar un clásico de este cantautor, sonidos salidos de un sintetizador y coros femeninos son los ingredientes principales de una acompasada melodía.

"The Henney Buggy Band" posee esos arreglos de metales caracteristicos de todo el Illinoise, es una melodía movida y alegre, incluso pegajosa, y para contrastar llega "Saul Bellow", que es pausada y melancólica.

"Springfield, Or Bobby Got a Shadfly in his Hair" es hermosa, encontramos una distorción de guitarra poco común en este artista pero que enriquece el paisaje. "The Mistress Witch From McClure (or, The Mind Knows Itself)" es tan delicada como lo que Sufjan mostró en "Seven Swans" aunque los arreglos son más del Sufjan que conocimos en "Illinoise"

Uno de los mejores momentos, por lo interesante que resulta, es la sintetizada "Inaugural Pop Music for Jane Margaret Byrne", breve y divertida.

El piano adorna "The Palm unday Tornado Hits Crystal Lake", otro tema instrumental y breve. Mientras "The Pick-up" es una hermosa melodía que nunca pierde la calma, los coros conjuntos son arrullos plagados de belleza.

"For Clyde Tombaugh" es de las piezas más raras del cantautor, sintetizadores y campanas se entrelazan y dificilmente crean una melodía convencional. "The Undivided Self (for Eppie and Popo)" cierra el trabajo, un trabajo largo pero nunca tedioso, se trata de una melodía misteriosa y en donde encontramos sintetizadores casi espaciales dando un toque peculiar.

Podríamos decir que este álbum es más "para fans" pero es facilmente disfrutable para quienes no conocen la obra de Sufjan Stevens, aunque no lo recomendaría para adentrarse en la peculiar y magnificamente lograda obra del cantautor.


mp3: The Avalanche
password: Password list

Página oficial: Asthmatic Kitty Records: Sufjan Stevens
My Space: Sufjan Stevens @ My Space
Cómpralo en Amazon.com: The Avalanche