Ash Cities

3 comments

Sín Título

Recuerdan los ensayos que he puesto aquí? eran parte de mi tarea escolar como bien lo explicaba en su momento, y como proyecto final para esa asignatura un grupo de amigos y yo hicimos 2 cortometrajes, en uno yo casi no metí mano, pero el que a continuación presento fue escrito y dirigido por mi, no somos expertos pero no voy a negar que si me interesa esa onda del cine... así que si un día me hago famosa haciendo películas esto va a valer oro! (aunque previamente ya había hecho un video chafísima para la canción "I Luv The Valley Oh!" de Xiu Xiu)

Se supone que teníamos que representar círculos del Infierno de Dante, este corresponde al Limbo. Hubo incluso una exposición de todos los cortos acá en Toluca, hasta eso todos estaban bastante bien. Respecto a este, se nos perdieron detalles, lo grabamos con 2 pesos y todo eso, pero quedé bastante conforme con el resultado final.

Los créditos están ahí incluídos... aquí pongo el texto que acompañó a éste cortometraje de la autoría de... pues yo mera y por supuesto el link para que vean este intento de cortometraje.

...

Sín Título <--- CLICK para ver el cortometraje .

El lugar tan blanco que se asemeja a la nada

El lugar al que asisten los no bautizados cuando su vida acaba, el lugar en donde la infinita tristeza impera, un lugar que no es brutal como el infierno propio, pero que castiga. El Limbo de Dante es ese lugar neutral, no has obrado mal pero no fuiste reconocido ante los ojos de Dios, ese fue tu único error y caes en el Limbo como caer en medio de un puñado de nada que huele a tristeza.

Cómo acercarse tanto a algo que es inalcanzable, de tal modo que se pueda ver claramente ese paraje desolador con claridad, sólo amalgamando elementos prácticos y cotidianos, y de pronto te encuentras rodeado, envuelto y sofocado por blancura y tristeza, de pronto puedes estar en el Limbo, como espectador inerte, como testigo ajeno.

Tomamos prestado al niño como símbolo de inocencia, un símbolo que cualquiera puede entender y pese a su universalidad, sigue desprendiendo poderosas emociones: la mirada de un niño, tan cristalina como agua contenida en una pila bautismal, la sonrisa de un niño, tan radiante y luminosa que nos ciega en belleza. El niño es inocencia por defecto.

Un cielo sin nubes, opalino y simple, juega el papel de ambiente blanco, neutro, estático, en donde uno puede pasar el resto de su vida sin mirar más allá de ese cielo y desquebrajarse en tristeza.

Los árboles carcomidos por el tiempo, el valle solitario y que pertenece al olvido, la hierba reseca que sirve de cama a un inocente, sirve de lecho para el que se marcha, todo, conjunto, es más bien un paisaje poco alentador, poco entusiasta, poco feliz.

El arma blanca es primitiva, simple, no se necesita ser un genio para usarla, no se necesita más que la fuerza intrínseca humana, no se necesita más que un arranque para poder manchar su hoja. Sin embargo, la sangre no brota ni se desparrama, ni siquiera hay indicios de que hubo un crimen imperdonable, porque la sangre salpicaría nuestra neutralidad, tornándola carmesí cuando debe mantenerse entera y eternamente blanca.

El hombre sin rostro es cualquier hombre, cualquiera que cae en la tentación y en pecado, cualquiera de nosotros es vulnerable a entrar y nunca poder salir. El hombre que lo hace y, aunque después se arrepienta, no puede borrar huellas que ya marcó. En un desesperado, mas mesurado, movimiento se atreve a cubrir su horrorosa acción para no ver más el rostro, inocente y falto de vida, de la víctima de su naturaleza, la naturaleza humana.

Un simple manto blanco, viejo y común, tapa de momento la crueldad que ante los ojos del hombre aparece, la tapa ante sus ojos pero no logra sacar la imagen de su cabeza. Un simple manto, uno que vestimos cuando nos bañan en agua ante Cristo crucificado y su eterna imagen martirizada, ese manto, el que se viste en el bautizo, tapa o quiere tapar, el pecado original, el hombre, imitando lo básico, intenta tapar su propio pecado con una tela de blancura nívea.

Sin embargo, el cuerpo yace, sin vida, sin moverse, la luz se ha escapado de sus ojos, el hombre contempla un bulto blanco que no se va como si con sólo desearlo fuera a obedecerlo.

Y el blanco permanece. El blanco en el cielo, el blanco en el manto del niño, el blanco en el arma, el blanco ante nosotros. Todo es tristemente blanco.

Imagina pasear en medio de las almas albergadas y cansadas en el Limbo, tan abrumadoramente estático, tan inmensamente deprecado, sin nada por qué esperar ni ningún lugar al cual acudir, simplemente se es y se está, nada más, los huesos se congelan de tristeza y te desesperas al no poder llorar mientras miras aquel lugar tan blanco que se asemeja a la nada.

Mientras un vals distorsionado y enfermo sin idioma se mece, se expande y se erige soberbio, con voces irreconocibles, con compases pausados, con el alma congelada. La melodía de la muerte es la muerte blanca, la del sin sentido, la del idioma sin traducción, la de la inocencia aniquilada, la de monjes islandeses que dan el llamado para que acudamos, sombríos y cansados, a su iglesia de hielo, la de la Rosa de la Victoria (Sigur Rós), la de la letanía glaciar y blanca, la del cielo color ostión, la que enmarca lo imperdonable, y que es brutalmente hermosa en su melancolía.

Un título para el que no puede tener título, que debe mantenerse anónimo para conservar su neutralidad. “Sin Título” es el título, que nos llega por antonomasia.


.

0 comments

Dreamend - Maybe We're Making God Sad and Lonely

Dreamend - Maybe We're Making God Sad and Lonely

Al parecer olvidé por unos días que tenía blog, pero ya regresé y qué mejor que con uno de mis discos favoritos de estos últimos días, siguiendo esa línea de bandas no tan reconocidas que, según yo, merecen ser escuchadas.

Dreamend, originarios de Chicago, es, para no perder la costumbre de este blog, una banda de post-rock que, sin embargo, conserva una vena latente de ese género que dio paso al actual post-rock: el "shoegaze"

He estado escuchando material de sus anteriores trabajos y con alegría escucho que han evolucionado, solían ser más ambientales y ahora arriesgan más con las características guitarras distorcionadas pero no perdiendo ese sonido dreamy que tan bien les sale.

"A Place in Thy Memory" podría recordarnos en momentos a Explosions in the Sky, tiene mucho de los texanos, sobre todo la primera parte de la canción, pero encontramos en sonido de la banda mejor representado en la siguiente canción "In her little bed we lay her", más ambiental, con voces sampleadas y llena de texturas, con menos guitarra.

Mucho más melódico, más rockero, incluso incluye voces femeninas, es el siguiente corte "Can't Take You (DIF)", que se aleja de los ambientes y decide regresarnos en el tiempo y recordarnos a Slowdive. "Iceland", sin embargo, es mi canción predilecta del álbum, regresa a los ambientes y texturas, pero conserva esa vena shoegazer, voces fantasmales arrullan mientras de pronto un paro musical nos hace despertar de ese ensueño.

"Mary Cogswell & Fred Vaillancourt" es un track de menos de 2 minutos con guitarras repetitivas y con la presencia de sampleos nuevamente, no es, ni de lejos, la mejor canción contenida en este trabajo. Para cerrar, "New Zealand" se presenta con sus 10:02 minutos de duración, una pieza tan larga siempre presenta evoluciones interesantes, y así es, comienza tímida y discreta con un punteo suave de guitarra para ir creciendo y cerrar magicamente éste trabajo.

Un disco hermoso, lleno de paisajes, con un título absolutamente post-rocker, al igual que la música contenida en él.


mp3: "Can't Take You (DIF)"

Página oficial: ..........DREAMEND..........
My Space: Dreamend @ My Space
Cómpralo en graveface.com: Dreamend - Maybe We're Making God Sad and Lonely

4 comments

U2 y Secret Machines en México, 15//02//2006

U2 y Secret Machines en México, 15//02//2006 (parte 1 de 2)

¿Por qué el título de esa forma? ¿por qué poner en la misma altura a los texanos y a los irlandeses? Porque estamos frente a la mejor banda del mundo y frente a una de las grandes bandas jóvenes, sólo por eso.

Los Secret Machines son simplemente mágicos en vivo, sus texturas se aprecian mejor en directo. Abrieron con la genial “Nowhere Again”, y siguió el nuevo single “Alone, Jealous, & Stoned”, mucha gente estaba desesperada por ver a U2, los abucheos fueron los menos, creo que pude notar un cierto impacto en más de uno que pedía banditas de a 3 pesos como The Killers o Keane para abrir y Secret Machines pateó su trasero con su rock que se desliza de la psicodélia al progresivo, mucho más complejo que las bandas antes mencionadas.

Cuando cerraron con “First Wave Intact” hubo un paro tanto en música como en luces, eso es de grandes, ese paro necesitó horas y horas de ensayo. Una gran banda que tocó con todo, el baterista es un virtuoso, el sintetizador da texturas bellas y únicas y el guitarrista, pese a que no quiso arriesgarse mucho, genial.

Después se esfumaron del escenario y tras otros largos momentos de espera, sonó “Wake Up” de The Arcade Fire, estaba a punto de salir U2.

U2 y Secret Machines en México, 15//02//2006 (parte 2 de 2)

Llegamos a las inmediaciones del Estadio Azteca el 14 de febrero como a las ocho de la mañana y ya nos tocó brazalete amarillo. Teníamos un pequeño problema... que involucraba brazaletes amarillos y boletos... es demasiado complicado de explicar pero lo resolvimos de forma casi espontánea. Otro problema que surgió fue conseguir hospedaje, porque queríamos retirarnos a descansar algunas horas y los únicos hoteles en la calzada de Tlalpan eran, pues... de esos de 4 horas, así que fuimos a parar a un hotel cinco estrellas que tuve que pagar con tarjeta de crédito para no quedarme sin dinero.

Estuvimos yendo y viniendo del hotel al Azteca para descansar pero estar al pendiente de todo lo que pasaba o si salía algún imprevisto. Conocimos mucha gente, estuvo divertida la velada, una chica con la que compartí sleeping fue la que posteriormente se subió al escenario con Bono. Intercambiamos direcciones de correo electrónico y platicamos de todo, faltaba un largo día.

Esa noche U2 demostró una vez más porque es una gran banda más allá de lo musical, a aquellos que moríamos de inanición en la fila esperando por el día siguiente nos tocó recibir pizza gratis por parte de la banda mientras escuchábamos el soundcheck.

Ya el 15 de Febrero, a las 6 de la mañana se pidió que todos estuvieran en su lugar listos y sin casas de campaña o cobijas, aunque no se respetó sino hasta las 11, en la madrugada hacía un frío congelante y a medio día un calor insoportable, pero aguantábamos y soportábamos, sabíamos que la hora estaba próxima.

Se anunció en periódicos y medios que empezaríamos a entrar a las 4 de la tarde, en el lugar se nos informó que la entrada sería a las 3, pero finalmente comenzamos a entrar poquito después de las 2. Y ahora sí... ¡a correr!. Dicen que una chica se cayó y los de seguridad comenzaron a pedir que no corriéramos pero nadie los peló. Conseguimos excelente lugar a escasos 2 ó 3 metros de la rampa izquierda, a unos 8 ó 10 metros del escenario, en primera fila, sin cabezas y cuerpos que nos taparan. Pero aun faltaban muchas horas.

En las bocinas sonó hasta el cansancio Bloc Party y The White Stripes, me gustan ambas bandas pero parecía que era lo único que tenían disponible, además el disco de Bloc Party estaba rayado, jaja.

Una lluvia amenazaba al concierto, las nubes eran enormes y cubrían el Azteca, comenzó la fina llovizna pero que por fortuna sólo fue eso. Con rapidez los del staff taparon el equipo y así se mantuvo incluso durante la presentación de los Secret Machines, pero no pasó a mayores.

Tras la presentación de los texanos quedaba cada vez menos tiempo de espera, la música ahora fue más variada, desde The Cure a los Beatles, Dallas Schoo probando guitarras y paseándose por el círculo del escenario, regaló una púa de guitarra a un niño que estaba en el lugar.

“Wake Up” sonó... y Dallas aun estaba en el escenario, lo cual fue muy extraño, pero se retiró y finalmente la banda salió.

Yo ya los había visto en Madrid en Agosto pasado, fue mágico, pero nada se compara con lo que viví esa noche del 15 de Febrero, la primera sorpresa fue que abrieron con “City of Blinding Lights” para después explotar con “Vertigo”. Por desgracia no hubo canciones de “Boy”, pero en lugar de eso tuvimos “Mysterious Ways” que fue la primera vez que la chava que conocí en la fila subió con Bono al escenario (la segunda fue en “With or Without You”), su novio que la acompañaba ha de estar feliz (“¡mi novia le gustó a Bono!”). En una de las primeras canciones a Edge le falló la guitarra, una Les Paul blanca, en menos de 5 segundos Dallas Schoo le proporcionó otra idéntica pero que tenía un “2” pintado atrás, o sea, la de repuesto.

Cuando Edge comenzó a desfilar por la rampa que teníamos al frente, nosotros gritábamos como locos, no fue mi imaginación, estoy segura que nos sonrió más de una vez. Igualmente Adam se paró en frente de nosotros en varias ocasiones y pude mandarle un beso, sonrió al instante, nunca voy a olvidar su expresión.

Una de las más emotivas, por obvias razones, fue “Sometimes...” en donde Bono alcanza una de sus notas más altas y en donde podemos sentir algo profundo que emana de su voz. Siguió “Love and Peace or Else”, nunca había apreciado la línea de bajo en esta canción hasta que pude ver a Adam puntear el bajo y el sonido atronador salió de las bocinas, fue impactante.

En “Beautiful Day” Bono cambió la letra para referirse a la tierra que pisaba y cantó parte del “Cielito Lindo”, su chamarra no llevaba la bandera de USA en el forro, llevaba los colores verde, blanco y rojo. Se esforzó por hablar español, y lo hizo bien.

“México es el país del futuro y U2 es la banda del futuro”

Esperemos que sea presagio de dos cosas, que México se fortalezca como país y que tengamos U2 para rato.

Vino el combo de canciones combativas y de lucha: “Sunday Bloody Sunday”, “Bullet the Blue Sky” y la hermosa “Miss Sarajevo” que vuelve a tener sentido con estos tiempos que vivimos, la banda no toma partido, simplemente pide paz. Los derechos humanos se leyeron en español, al contrario de lo que viví en España.

Yo tenía una experiencia previa de este tour, así que me llevé una gran sorpresa cuando las banderas de Latinoamérica comenzaron a desfilar en la pantalla gigante cuando comenzó “Streets” en lugar de las de África, como normalmente era. Igualmente los mensajes en “The Fly” esta vez venían en inglés, español y portugués.

Hubo dos momentos en que Bono casi azota, al principio de “Streets” cuando comienza a correr, eso pasó justo en frente de mi y al apagarse las luces antes de “Yahweh” dio unos pasos para atrás y tropezó con el pedestal del micrófono, fue gracioso.

Muchas canciones desde ahora tomaron un nuevo contexto para mi, pero nada como “Zoo Station”, ya me gustaba, pero Edge se paró frente a nosotros y no podía evitar sonreír, sus ojos son más bellos de lo que yo hubiera imaginado y de lo que las fotos que a lo largo de mi vida como fan he visto.

Otra grata sorpresa fue escuchar “40” como canción final, una de las canciones más queridas por los fans, Larry fue el último en salir, fue el único que no se paró por el lado en que yo estaba pero igualmente lo pude apreciar bien.

Y se terminó... ellos se notaban felices, satisfechos, agradecidos, Bono se disculpó por haber tardado tanto en regresar, nosotros respondimos con euforia y pasión. U2 me recordó por qué son mi banda favorita e incendió el escenario con fuego irlandés.

Sólo le envidio a los fans de Monterrey “Bad” y a los del 16 de febrero “Fast Cars”, pero esa noche no la cambio por nada, la mejor noche de mi vida.

//Setlist:

City of Blinding Lights
Vertigo
Elevation
Mysterious Ways
Until the End of the World
New Year’s Day
Still Haven’t Found What I'm Looking For
Beautiful Day
Original of the Species
Sometimes You Can't Make it On Your Own
Love and Peace or Else
Sunday Bloody Sunday
Bullet The Blue Sky
Miss Sarajevo

Pride (in the Name of Love)
Where the Streets Have No Name
One

Zoo Station
The Fly
With or Without You

All Because of You
Yahweh
40

1 comments

the High Fidelity entry # 3

aprovechando la gloriosa fecha que se acerca (U2 en el Azteca) pongo esta lista con mis 5 canciones favoritas de los irlandeses (sin ningún orden específico) , bueno, son sólo 5 de un extenso repertorio.

1. Gone [Pop, 1997]: Se trata de una canción guiada totalmente por la guitarra, es un rock de guitarras, pero recordemos lo que fue Pop, la gran última experimentación electrónica de la banda, así que la guitarra está plagada de efectos, la canción entera está llena de sonidos electrónicos. Posiblemente una de las letras más bizarras de Bono, pero cuando te sientes en ese mood que no sabes ni quien eres, es perfecta... porque estás arriba con el sol y no vas a bajar.

2. Wire [The Unforgettable Fire, 1984]: Con pocas canciones me siento tan identificada (una cosa es que me gusten y otra es que me sienta identificada), se supone que la letra habla de un adicto a la heroína, por fortuna yo no sufro de tal adicción, pero una tristeza así de grande como la que describe es perfecta en mi. Bono desgarra la voz, juega con ella haciendo vocalizaciones únicas, la melodía es arrojada, rápida y fugaz. Qué bello día para echar a perder nuestras vidas.

3. Love is Blindness [Achtung Baby!, 1991]: Esta canción en especial me gusta en vivo, cobra nueva vida, se acentúa la deprecación en ella, se vuelve más sombría al ser tocada ante miles de fans. Unos dicen que habla sobre atentados, los más intimistas creemos que es simplemente un himno a corazón herido y destrozado. Un órgano simple comienza... Edge es capaz de crear atmósferas, dibujar paisajes de devastadora belleza, hacer que la guitarra diga más que las palabras, mientras Bono es pausado, austero y mientras ruega; la sección rítmica insuperable, lenta y obscura. Es una idea peligrosa... que casi, casi tiene sentido.

4. Tomorrow [October, 1981]: Cuando la madre del post-adolescente Bono murió se sintió despojado de algo enorme, y escribió esta canción (entre muchas otras). La espiritualidad que reina a lo largo de su segundo LP se ve entristecida, es una plegaria dolorosa. Comienza misteriosa, con elementos celtas y después explota, haciendo de la plegaria un grito desesperado, describiendo no sólo paisajes, sino las tinieblas que reinaban en su alma. Pregunta con inocencia cruel... regresarás mañana?

5. Sometimes You Can't Make It On Your Own [How To Dismantle An Atomi Bomb, 2004]: Ya hablamos de lo fuerte que fue para Bono perder a su madre, ahora, en esta canción, toca el caso de su padre, que murió de cáncer durante la Elevation Tour. Ni con su madre ni con su padre Bono hablaba mucho, por eso cuando murieron se dió cuenta de que los había perdido para siempre y que nunca más tendría la posibilidad de hablar con ellos. Una de las cosas que más me gustan, a la vez me ponen la piel de gallina, es Bono hablando de su padre, con esa melancolía recordando anécdotas de su old man, Bob Hewson era un tenor de la clase obrera de Dublín, amaba la ópera y por eso Bono canta una de esas notas altas en esta canción, se eleva al cielo y tal ve ahora Bob si lo escucha. Tú eres la razón por la que canto, tú eres la razón por la cual la ópera está en mi, Bono clama desde el fondo de su pecho, y de su alma.

.

3 comments

Bright Red Paper - Bright Red Paper

Bright Red Paper - Bright Red Paper

Para no reseñar discos obvios, seguiré poniendo esas bandas desconocidas que merecen ser escuchadas (claro, eso es sólo mi opinión).

Hoy, desde Oregon, llega Bright Red Paper, banda instrumental de post-rock que lanzó su disco homónimo por su cuenta y es posible comprarlo sólo en su página oficial y en CD Baby por un precio que es casi un regalo.

Cuando uno lee que es otra banda de post-rock pues ya sólo queda esperar clones de Mogwai, Explosions in the Sky o Godspeed You! Black Emperor; la bella sorpresa con Bright Red Paper es que tienen sonido propio, único y, clásico en este género, hermoso.

Es el resultado de mezclar músicos tan dispares como ex-integrantes de bandas de rock, surf, jazz y un cellista con preparación académica; cabe destacar el trabajo que el bajista realiza, simplemente soberbio, dando un toque funky a la música, sumado a eso están las percusiones casi tribales que por momentos destellan aquí y allá.

Tienen dejos de Rachel's y A Silver Mt. Zion, pero estremecen por voz propia. El gran problema del álbum es que está bien producido pero hasta ahí, causa de su total independencia, pero a veces la producción no termina de cuajar y los instrumentos suenan sobrepuestos, no siempre y no demasiado, eso se puede mejorar contando con un mayor presupuesto, por supuesto.

El álbum abre sin dar tiempo a reaccionar con "Dis for Dead Sea", el cello de pronto remite a oriente y el bajeo es único, aunque discreto. La línea de bajo del siguiente track es más gorda y más marcada, "A World Collapsed" mantiene ese protagonismo del cello pero el bajo evoluciona de forma casi jazzera. Ambas composiciones mantienen armonías hermosas y ambientales, cambian y se transforman en si mismas, logran su clímax teatral y se desvanecen.

La siguiente canción, "C Sharp Minor", es la más corta y tranquila del plato, aunque más trágica, y la cumbre coronada por el cello es indescriptiblemente hermosa. En "Typewriter" todo comienza en calma, pero es aquí donde nos damos cuenta de la capacidad del bajista, y de como logra meter elementos tan funk, como lo es el slap y el contratiempo, a una melodía hermosa en donde el cello nunca pierde protagonismo. "Western Waves Crashing" se encarga de cerrar un viaje tan hermoso e intenso, posiblemente la pieza menos lograda, aunque bella igualmente, su defecto es que afloja a la mitad de sus casi 9 minutos de duración, pero retoma el camino hacía el final y cierra de forma perfecta, es la única con voces, aunque breves, incluídas.

Bright Red Paper brilla con la misma intensidad que el rojo del papel que les da nombre, se arriesgan a fusionar ritmos logrando que el género tome nuevos bríos. Un viaje hermoso.


mp3: "Dis for Dead Sea"

Sitio oficial: Bright Red Paper -- the official website
Cómpralo en su Sitio Oficial: Bright Red Paper - Bright Red Paper
My Space Bright Red Paper: Bright Red Paper @ My Space

2 comments

Genghis Tron - Cloak of Love

Genghis Tron - Cloak of Love

Aun reseñando trabajos del 2004, pero oh!, no me siento capaz de reseñar algo tan grande como Belle & Sebastian o Cat Power.

Te gusta el grind? pero también te apasiona la música electrónica? pues por fin tenemos todo en uno: Genghis Tron, que con este EP llegan intempestivamente con su mezcla original y adictiva.

Los clásicos riffs y vocalizaciones del grind, con toda su brutalidad y ruido sin sentido aparente se mezclan con sintentizadores que parecen venidos del espacio exterior. Canciones breves y ruidosas, pesadas y desordenadas son enriquecidas por sonidos electrónicos haciendo de éste trabajo sencillamente único.

Un amigo mio, un metalhead, se rió mucho cuando le dije que era un EP y que era grind, me dijo que si el disco duraba qué? 15 minutos? y bueno, no estaba muy alejado de la realidad, a penas si logra rebasar los 12 minutos, pero son más que suficiente para destrozar tus oídos atronadoramente con guitarras duras y musculosas, batería de doble bombo incansable, un bajo más plagado de slap bien ejecutado, voces irreconocibles y un sintetizador que logra dar atmósferas inconcebibles para este género.

El disco abre con "Rock Candy" que es la canción más eclectica y de los cambios más abruptos, tal vez la menos lograda del brevísimo EP, aunque adictiva por igual, los dejos del sonido synth son más obvios en esta composición. Continua la que comienza de forma totalmente electrónica "Arms", en donde una parte synth comienza, luego una parte grind y así consecutivamente hasta terminar fusionandose.

Sin embargo "Ride the Steambolt" es la canción que da fe del enorme poder de la banda, con machacantes riffs que te taladran y el sintetizador creando sonidos tenebrosos; es violenta, contiene ese elemento primario del metal más brutal.

"Laser Bitch" comienza con un sintetizador retro, ochentero, la voz esta vez no es gutural, está procesada y suena electrónic, con sólo 2 líneas de letra, es la que da nombre al disco ("i'm your lambskin cloak of love, baby try me on") y luego boom! de nuevo está el grind atascado y headbanger. Para cerrar está "Sing Disorder"que es la más ortodoxamente grind de todas, pero no olvida el sintetizador que sigue envolviendo a la música en atmósferas.

Es un trabajo difícil de escuchar, pero vale mucho la pena, si pueden darle una checada, con los oídos dispuestos y la mente muy abierta, no se van a arrepentir.

Parafraseando a Tiny Mix Tapes: los metalheads ya encontraron a su Postal Service, ja!


Cómpralo en Amazon.com: Genghis Tron - Cloak of Love
Página oficial:
genghistron.com

4 comments

Indie en Guadalajara

El fin de semana pasado fui a la hermana república de Guanatos (no sé porque le digan así, y como dice Ferenc, el amigo que me sirvió de guía "de seguro es por una pendejada") y bueno, recorrí los lugares históricos, visité el pequeño tianguis cultural tipo Chopo (ojalá hubiera uno en Toluca) y etc., etc. Pero en la noche nos dirigimos a una tocada que se realizaba en la Arena Coliseo, lugar destinado para la Lucha Libre, decidí ir porque tocaba Sad Breakfast, una banda que se me hace más o menos decente.

Bueno, para empezar, el lugar NO es para conciertos, ni en el Palacio de los Rebotes el audio es tan malo, pero hey! ecualicen bien y neta, se escucha bien donde sea, ecualicen los agudos y todo se arregla un poco, pero no, el audio fue el mismo desde que llegué hasta que nos hartamos (Ferenc y yo) y decidimos dejar el lugar.

Me tocaron un par de bandas desconocidas.

La primera no recuerdo como se llamaba, era emo o algo muy parecido. Los cuates ya se creían rockstars, el vocalista era poco menos que el frontman que México espera, pero hay un problema: hay que aprender a tocar primero. No pido virtuosismo, pero las canciones caían en los lugares comunes, una banda del montón, así cómo vamos a tener buen rock algún día si sólo se dedican a copiar lo que está de moda, en este caso cosas como My Chemical Romance, Simple Plan, etc. (no estoy metiendo a estas bandas en un mismo saco, me gusta la primera y detesto a la segunda).

Pasaron sin pena ni gloria.

Siguió, si mal no recuerdo, un grupo llamado Roghe o algo así (supongo que querían llamarse Rogue y el nombre ya estaba ocupado o no supieron como escribirlo, puedo creer cualquier cosa), con ellos iba programador con su lap top, la cosa prometía. Otra gran y absoluta decepción, más de lo mismo, en lugar de aprovechar las texturas y atmósferas que una lap puede crear, el ruidero de su pseudo-emo-punk-avant-garde-howdoyoudo tapaba el sonido de dicho instrumento (porque estaba siendo usado como instrumento) y cuando lograba oirse no salía de los clichés medio synth-pop. No prendían a público aunque los bañaran con gasolina y luego les aventaran un cerillo.

Luego vino un grupo de Nu Metal, no recuerdo si ellos eran Ídem, o Ídem es la banda que vendrá a continuación. La cosa era risible, lo mejor era que ellos se lo tomaban muy en serio. Ah! eso sí, con DJ y toda la cosa, aunque el cuate no salía del scratch básico y meter el sonido de la consola era casi con calzador, salía sobrando. El bajista, eso sí, un cabrón para el slap; wey, no traten de tapar la falta de talento con un chingo de tapping y slap, eso dejénselo a Les Claypool o Flea, en donde el slap va con la música pues es funky, no a unos pseudo-metaleros. Hay una cierta fijación por el slap en más de una persona, por eso me sacaron de una banda: por no querer hacer slap, pero no puedo visualizar a Carlos D., mi máxima influencia como bajista, atascando el sonido limpio y sombrío de Interpol con el pinche slap. Hay momentos y lugares, el slap no oculta la falta de talento.

Después vino otra banda, no sé si estos eran Ídem. La cosa era de lo más bizarro, eran mejores músicos, eso sí, pero el vocalista era un clon bizarro de Bunbury que a su vez es un clon bizarro de Jim Morrison, los dos guitarristas parecían que en cualquier momento tocarían un cover de Mayhem o Burzum, el bajista era digno de una banda de happy punk, el tecladista parecía regresado de los 80, en donde tocaba en una banda tipo Vilma Palma e Vampiros, pero eso sí, debo reconocerlo, su baterista era extremadamente cabrón, lástima que su talento esté desperdiciado en una banda así. No estoy a favor de que la imagen de una banda se anteponga a la música, pero siempre es bueno ofrecer algo visualmente bueno, no un montón de músicos cada quien en su onda, unificar la imagen aunque sea. La música: aburrida y predecible, dejos del rock de los 70, como Led Zeppelin meets The Doors, algo así.

Por fin Sad Breakfast, me lleva... sólo tocaron 4 rolas ¿me reventé a todas esas bandas mediocres por 4 pinches rolas? y lo peor de todo, el audio seguía del asco. Luego tocarían dos bandas más: Rohan y otra que no recuerdo su nombre. Yo ya no estaba para aguantar más y decidimos dejar el lugar.

Y luego dicen que por qué no me gusta el indie en español, pues por chingaderas como esta.

Mi buen amigo Ferenc, sin embargo, me comentaba que no siempre es así, que hay cosas interesantes como Maniqui Laser (por ahí estaba el vocalista por cierto) o una banda que es puro desmadre llamada Monje vs. Tigre, como me describió ambas cosas, tengo ganas de escucharlos en vivo, algún día tendré chance.

Han sido los 80 pesos peor gastados de mi vida.