Ash Cities

Show mágico, tétrico, musical

Antes de dar comienzo, respecto a mi entry (sobre todo a algunas respuestas) de "indie blah blah blah" y lo vivido en este concierto, confirmo muchas teorías antropológicas personales
...

Show mágico, tétrico, musical

Mogwai en vivo, 17 de marzo, 2006

La noche era perfecta, fresca y las estrellas se atrevían a asomarse por entre el smog, el centro histórico de la Ciudad de México se vio invadido, al menos en la intersección de Carranza y Bolívar, por los niños indie que iban a presenciar lo que muchos sólo habían soñado y creyeron imposible, la agrupación Mogwai, originaria de Escocia, se presentaría por primera –y tal vez única- ocasión en nuestro país para promocionar “Mr. Beast”, su más reciente álbum y el primero editado en México. Los encargados de abrir el show fueron lo que, según un conocido, son una copia de los propios Mogwai: Austin Tv, recibieron más abucheos de lo que yo hubiera imaginado, pero salieron airosos con el apoyo de algunos miembros de la concurrencia que parecían muy entusiasmados por el set de los disfrazados de conejito. Los empujones dieron comienzo casi al instante que la banda abridora dejó el escenario y los técnicos comenzaron a cambiar el equipo. Soportando empujones y el calor, todos esperamos pacientemente hasta que unos minutos pasados de las 10 de la noche John Cummings (guitarra), Dominic Aitchison (bajo), Stuart Braithwaite (guitarra), Barry Burns (teclados, guitarra) y Martin Bulloch (batería) pisaron el escenario, con colitas de conejo en solidaridad con la banda telonera, ante una reducida concurrencia pero que atiborraba el recinto, conocido como ex-Nafinsa. El ataque sonoro comenzó, los paisajes de Mogwai se dibujaban ante nuestros ojos y oídos, las paredes de distorsión se erigían ante nosotros, no había carismático vocalista frente a la banda, sólo cinco músicos de técnica impecable aplastándonos con su poderosa, pero bella música. Ahí estaban los contados fans de la banda así como los pseudo intelectuales, periodistas y otros seres que se negaron a asistir a los conciertos de U2 o Rolling Stones porque eran eventos demasiado “fresas”, y yo desde mi lugar me preguntaba si sabían siquiera quiénes eran los músicos frente a ellos. El recorrido fue variado, haciendo paradas en la mayor parte de su discografía, haciendo falta cortes de “Come On Die Young” (un grito insistente que tocaran “Cody” no fue tomado en cuenta por la banda), y accidentado, un par de problemas técnicos fueron baches en el camino, fuera de eso, el show fue emotivo y frenético. Stuart Braithwaite se comunicaba con el público en torpe pero bien intencionado español y en su inglés natal, todos bebían cerveza, todos sobre el escenario y algunos abajo de él. Fue un concierto lleno de momentos memorables, pero “Ratts of the Capital”, “Glasgow Mega-Snake” y el final, cuando a Stuart Braithwaite se le reventaron tres cuerdas de la guitarra y el siguió tocando fueron posiblemente mis favoritos.



P.D.: agradezco a Alejandro por haberme acompañado y por la foto...

.

btemplates

5 comments:

Alejandro said...

Me siento la persona mas halagada del mundo nada mas por su mención.

rojo ensordecedor said...

En solo un par de cosas concuerdo: poder y la usencia de Cody.
No se cuan impecable puede ser la tecnica de Mogwai, pero no me parecia ni tetrico ni magico, mas bien un ejercicio sonoro que puedes encontrar en sus discos. El directo no lleno mis espectativas y quizas sea debido a que Mogwai es realmenteuno de mis grupos favoritos. Lo disfrute mucho pero tanto como disfruto escuchar los discos. Y quizas lo que menos motivo fue que hicieran a un lado su mejor disco el Rock Acción y aunque si complacieron con 2 rights make 1 wrong, sali con una ligera sensación de incompletud.
Lastima de evento que destaco por una pesima locación, asistentes que temen ser inadecuados y solo fueron a pasar lista en su circulos social (¿tendra esto algo que ver con tus supuestos antropólogicos?) ocupando el espacio que a muchos nos mantenia muy incomodos y con nulas posibilidades de visión.
Volvemos a lo mismo lo indie no tiene por que ser precario y poco satisfactorio para los asistentes quienes pagaron no 200 pesos sino 320 pesos por disfrutar de un evento. Los beneficios no estan repartidos equitativamente entre la organización y los asistentes.
Pero bueno esto es de musica. Y reafirmo mi opinión Mogwai dio una buena exibición de poder y por que no, nos ofrecio tambien un concierto bien logrado a base de ejercicio que bien saben ejecutar.
Ojala vuelvan para ya sin tantas espectativas verles con discos mejores y en locaciones adecuadas.
A Austin no les vi pero sigo pensando que son buenos y que lo que tiene en comun con Mogwai es que no hay una voz presente en la mayoria de sus canciones. Cuando intenten ser una copia de Mogwai dejaran de hacer la buena musica que hacen.
Que bueno disfrutaron el concierto.

Sylvie said...

Hola!! espero que ya pueda publicar un comentario...

No puedo decir mucho de Mogwai, solo conozco una cancion de ellos, y aunque el Post-Rock rapidamente se convierte en mi genero favorito, aun me siento muy pequeña para ir a esos conciertos :P pero que chido que hayas ido y lo compartas con todos... y algo más, gracias por haberme presentado a Mogwai.

rojo ensordecedor said...

Hablando nuevamente de buen post rockyto hace unos dias tuve la oportunidad de ver y escucghar a Holyday (ownholyday.tk)una banda de Monterrey de mucha calidad, solo un problemita: no traian demo. Ampliamente recomendable como secuela del paso de Mogwai por acá. Tambien las ultimas rolas instrumentales de sad breakfast (camaleon: excelente rola)que no son post rock pero que bien podrián disfrazarse y entrar a la fiesta.

P.D. llevo menos de una hora escuchando la radio y ya pusieron a neko case ¿donde quedo el buenisimo del Mr. Beast despues del negociazo?

Drygioni said...

Pues ya lleva mucho de este concierto pero tenía las ganas de platicar con alguien de él y aqui lo hago. No es cuestionable la calidad de la banda, ya sea en directo o en sus discos. Por lo que a mi respecta cumplieron y bien las expectativas que me habia hecho en torno a ellos, aunque claro el lugar no era el mejor. El sonido bastante alto (al día siguiente aun tenía los oidos tapados) pero no distorsionaba, cosa que me encanto, ya que se podía distinguir claramente cada instrumento. Una gran noche con una gran banda, es lo único que puedo decir. Por cierto, Noiselab se rumora tambien traera a Belle & Sebastian, ojala asi sea.